Producto y distribución: no los descuides

producto, distribución
Hay 2 variables del Marketing que tienes a disposición en tu negocio para desarrollar tu actividad que tienen una clara orientación estratégica: el producto y la distribución.

El producto, ya sea un bien, un servicio o una idea, es el elemento clave para satisfacer las necesidades y deseo del consumidor. Para ello hay que establecer los estándares de calidad, diseño y forma así como su presentación a través del envase, su tamaño y la cantidad. También hay que tener en cuenta si nuestro producto va asociado a algún servicio extra.

Estos atributos del producto, tanto los primeros que son tangibles como los referentes al posible servicio asociado que son intangibles, son los que va a percibir el cliente y le van a servir para hacerse una idea e imagen del producto junto con sus experiencias de compra. Y por supuesto, la forma en que un cliente percibe nuestro producto, va a influir en sus decisiones de compra.

Los productos, al igual que las personas, tienen su ciclo de vida y pasan por diferentes etapas: introducción, crecimiento, madurez y declive. No debemos descuidar este ciclo y pensar que el producto por sí mismo ya tiene una duración determinada. Somos nosotros con nuestras acciones de Marketing los que vamos a influir en las diferentes fases del ciclo de vida del producto y, por tanto, en la evolución de las ventas del mismo.

En cuanto la distribución, gracias a ella el producto llega a las manos del cliente en la cantidad que él desea, en el momento en que lo necesita y el lugar donde quiere comprarlo. Para ello es necesario: 1) establecer las estructuras adecuadas de los canales de distribución; y 2) Disponer de la estructura administrativa necesaria para coordinar a todos los intervinientes en el canal de distribución.

La distribución conlleva gestionar el movimiento físico de los productos desde su lugar de fabricación hasta el de consumo. En un sistema de distribución intervienen varios departamentos, secciones o unidades que hay que coordinar para poder ofrecer un adecuado servicio  al cliente.

A través de una adecuada distribución pueden obtenerse ventajas competitivas vía reducción de costes.

Quizás también te interese el post sobre las nuevas variables del marketing

Imagen por cortesía de morgueFile

Opt In Image
Te enviamos nuestras novedades
¿Quieres recibir en tu email todas nuestras novedades y, además, gratis, nuestra Guía Rápida?

Sólo tienes que indicarnos cómo te llamas y dejarnos tu email, y te enviaremos todas nuestras novedades cada vez que las publiquemos. Y además, nada más suscribirte, recibirás gratis nuestra Guía Rápida "Cómo elaborar tus Notas de Prensa para vender más"

* Nunca te enviaremos spam

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo en las Redes!
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

¿Nos dejas un comentario? (Por favor, se respetuoso. Los comentarios ofensivos, con faltas de respeto y/o palabras malsonantes no serán publicados)