Para qué se utilizan los créditos rápidos

Para qué se utilizan los créditos rápidos

El increíble crecimiento de los créditos rápidos durante los últimos años no ha dejado indiferente a nadie. No obstante, esto no debe hacerte llegar a la conclusión de que los créditos pueden ser utilizados para cualquier cosa y en cualquier circunstancia. ¿Para qué se utilizan los créditos rápidos?

Recuerda que esta alternativa de financiación es notablemente costosa, por lo menos, en comparación con los préstamos personales bancarios o incluso las tarjetas de crédito. Por ese motivo, vamos a ofrecerte un listado pormenorizado de las ocasiones y motivos en los que sí tiene sentido utilizar un préstamo urgente.

¿Para qué se utilizan los créditos rápidos en general?

Por regla general, recurrir a los servicios de entidades de créditos rápidos debería limitarse a casos de extrema urgencia en los cuales no se dispone de otras alternativas de financiación más económicas, ya sea porque dichas alternativas se han agotado, o bien porque nuestras condiciones personales o financieras nos impiden poder solicitarlas.

Es importante comprender que los créditos rápidos no deben utilizarse de una forma descontrolada y, mucho menos, cuando se cuentan con otras vías de financiación tradicionales.

Casos específicos en los que utilizar préstamos rápidos

Conseguir financiación para hacer frente a gastos inesperados

No son pocos los casos en los que nos encontramos con un gasto que no habíamos previsto y no contamos con la liquidez necesaria para hacerle frente.

Lo primero que debes hacer en esos casos es realizar una nota mental para recordarte que ese tipo de cosas pueden ocurrir y que deberías haber estado preparado. Con frecuencia, no hacemos una adecuada previsión económica de nuestros gastos. Por ejemplo, esto es muy frecuente con la cuesta de enero y la vuelta al cole de los niños. Por esas fechas, los gastos se acumulan y muchas familias no disponen de todo el efectivo necesario. Ahora bien, se trata de una situación que se repite año tras año. Por lo tanto, es totalmente previsible y deberías poder anticiparlo y reservar parte de tu dinero para ello.

Distinta circunstancia es la aparición de fenómenos mucho más imprevisibles, tales como:

  • Pago de multas.
  • Accidentes y averías.
  • Necesidades médicas de los niños que requieren un desembolso económico.

Estos casos son totalmente imprevisibles. Si no cuentas con acceso a financiación tradicional, los créditos rápidos pueden ayudarte a salir del apuro, especialmente, si se trata de cantidades relativamente pequeñas.

No obstante, a partir de ahora, debes tener presente lo ocurrido y contar siempre con una pequeña reserva financiera para hacer frente a estos gastos imprevisibles.

Conseguir financiación sin tener nómina

Hay mucha gente que no dispone de una nómina o un ingreso regular de forma mensual. Eso no supone un impedimento para que, poco a poco, dispongan del dinero suficiente para vivir y cumplir con sus compromisos económicos. Sin embargo, sí que resulta un impedimento para conseguir la aprobación de un préstamo personal o una línea de crédito con un banco.

Esto es debido a que el estudio de viabilidad del perfil de esa persona arroja un nivel de riesgo que la banca tradicional no está dispuesta a tolerar.

Los créditos rápidos son una buena alternativa en estos casos. De hecho, suelen ser una de las pocas alternativas para las personas que no disponen de nómina.

Si ésa es tu situación, hazte la siguiente pregunta: ¿Seré capaz de devolver este préstamo a tiempo? Si la respuesta es afirmativa, tienes vía libre para acudir a una de las muchas entidades online que comercializan este tipo de préstamos.

Conseguir financiación pese a figurar en los registros de morosidad

En este caso, estamos hablando de una circunstancia bastante extrema. Figurar en los registros de morosidad, como RAI o ASNEF, es algo que no debería ser tomado a la ligera. Después de todo, pone de manifiesto que no hemos cumplido con un compromiso económico y estamos pendientes de pagar una deuda que ya deberíamos haber liquidado.

Al igual que en el caso anterior, figurar en estos registros supone una negativa prácticamente automática cuando se acude a solicitar un préstamo personal a una entidad bancaria tradicional.

La cuestión es que el hecho de figurar en este tipo de registros no tiene porqué significar necesariamente que el deudor no pueda llegar a pagar el importe correspondiente, sino que está teniendo dificultades. Conseguir financiación podría ayudarte a solventar la situación temporalmente y ganar tiempo.

Ciertamente, no se trata de un caso ideal y solicitar un nuevo préstamo para pagar una deuda anterior nunca es una buena idea. Ahora bien, si realmente consideras que vas a poder hacer frente a tus obligaciones en el plazo acordado, entonces puedes plantearte utilizar un crédito rápido.

Conseguir financiación durante el fin de semana

Finalmente, existe un caso bastante extremo que tiene que ver con el hecho de que la banca tradicional está cerrada al público durante los fines de semanas.

Si tu situación es tan urgente que no puedes permitirte esperar al próximo día laboral, entonces quizá te convenga solicitar un crédito rápido. Sobra decir que tiene que tratarse de una situación extremadamente urgente, después de todo, esperar 24 o 48 horas podría ahorrarte el pago de los elevados intereses que cobran las entidades de créditos rápidos.

Opt In Image
¿Te gusta nuestro contenido?
¿Quieres recibir en tu email todas nuestras novedades?

Sólo tienes que indicarnos cómo te llamas y dejarnos tu email, y te enviaremos todas nuestras novedades cada vez que las publiquemos

* Nunca te enviaremos spam

¿Nos dejas un comentario? (Por favor, se respetuoso. Los comentarios ofensivos, con faltas de respeto y/o palabras malsonantes no serán publicados)