La recuperación económica mundial en 2014-15

Economia Mundial
¿Cómo será la recuperación económica mundial en 2014-2015? ¿Será tal y como anuncian los diferentes gobiernos y autoridades internacionales?
A continuación un interesante estudio realizado por Euler Hermes nos lo explica.

Euler Hermes, líder mundial en seguro de crédito  y accionista de Solunion al 50% con MAPFRE, publicó el pasado mes de marzo un interesante informe de previsiones por sectores llamado “Todo llega a quien sabe esperar”, en el que se aprecia una mejora global de los riesgos desde mediados de 2013, si bien señala que la recuperación económica mundial en 2014-2015 será muy modesta y heterogénea, y no beneficiará a todos los sectores.

Euler Hermes monitoriza riesgos sectoriales de 17 industrias en 72 países, lo que representa el 95% del PIB mundial. Los ratings por sectores (riesgo bajo, medio, sensible y alto) se establecen para cada país y se realizan previsiones propias sobre demanda, entorno empresarial, financiación y rentabilidad.

La recuperación mundial aún no es suficiente para beneficiar a todos los sectores

Sectores con mayor nivel de riesgo: en una escala mundial, el sector textil, el de construcción y el de transporte aéreo comenzaron 2014 con el mayor nivel de riesgo

Sectores con menor nivel de riesgo: los sectores químico, farmacéutico y agroalimentario mantuvieron su riesgo en los niveles más bajos.

Conclusiones individualizadas por sectores

Textil: La producción en Estados Unidos se estancó en 2013, tras una larga caída desde hace una década. El sector ha estado supeditado desde hace mucho a la volatilidad del consumo de los hogares. La clave continúa siendo el coste de producción.

Construcción: En 2014 comenzarán tendencias más favorables a nivel regional y nacional, pero seguirán pesando las numerosas presiones en el sector. El crecimiento global de los ingresos del sector continuó siendo débil en 2013 (+3%). Todavía la contribución de este sector a las insolvencias de las empresas continúa siendo alta (hasta un 20% del total) lo que, como promedio, supone un 7% del PIB.

Papel: La capacidad de realizar ajustes debería mantener los precios actuales. Uno de los principales riesgos para la industria del papel es el aumento del uso de la comunicación online y de los dispositivos electrónicos como smartphones y tablets.

Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC): Un sector que se enfrenta a fuertes presiones sobre los precios y necesidades de inversión. El crecimiento del 3% en 2013, se vio alimentado por la expansión en todos los países, aunque a niveles muy distintos.

Automóvil (fabricantes de coches): El mercado global seguirá en expansión en 2014 con una tasa de crecimiento del +5% (en unidades). Estados Unidos y China serán los principales impulsores del crecimiento. Los mercados europeos hacen frente a una bajada a niveles de hace 17 años, aunque comienzan a resurgir de nuevo lentamente. Algunos países emergentes se estancaron en 2013, con unas previsiones de crecimiento muy débiles.

Químico: Se espera que la producción química mundial aumente un 4% en términos reales en 2014, tras el incremento del 2,5% en 2013. El sector en Estados Unidos se está reforzando gracias a las rebajas en los precios del gas. Asia sigue ganando cuota de mercado gracias a la fuerte demanda doméstica.

Farmacéutico: Las crecientes necesidades médicas continúan impulsando el mercado farmacéutico mundial (950.000 millones de dólares en 2013), aunque no todas las industrias implicadas se están beneficiando.

Agroalimentación y comercio minorista:  A escala mundial, hay diversidad de opiniones sobre el sector: alivio (relajación de los costes de los suministros agrícolas), incertidumbre (económica) y dinamismo (oportunidades geográficas y búsqueda de nuevos modelos).

Contraste entre regiones Regiones: Asia-Pacífico continúa teniendo el menor nivel de riesgo en 2014. Europa Occidental, el mayor

Europa

La recuperación del crecimiento en Europa continúa siendo demasiado modesta,  lo que hace que los efectos de las mejoras no se extienden rápidamente a todos los sectores: las previsiones para el comercio minorista y la construcción seguirán sin cambios; muchas empresas europeas seguirán afrontando importantes desafíos ligados a la financiación y a presiones competitivas; solo el 21% de los sectores de Europa Occidental y el 26% de los de Europa Central y del Este registran bajos niveles de riesgo para 2014.

África y Oriente Medio

Los perfiles de riesgo por sectores mejoraron claramente en los países exportadores de petróleo, especialmente en los del Consejo de Cooperación del Golfo. Se estabilizaron en Sudáfrica y Marruecos a pesar de las debilidades estructurales en algunos sectores como el textil y, aunque en menor medida, en países convulsos política o socialmente.

Norteamérica

La crisis en Norteamérica parece estar quedando atrás en la mayoría de sectores, a pesar de la debilidad de algunos de ellos (construcción, textil y transporte aéreo) y las incertidumbres sobre el ritmo de la recuperación.

Latinoamérica

La falta de vigor en la economía Latinoamericana en 2013, más nuevos signos de vulnerabilidad en algunos países afectados por riesgos en la financiación y divisas, están pesando en muchos sectores, especialmente en la construcción. Para la mayoría de ellos y en muchos países, el riesgo continúa siendo de nivel medio.

La región destacó en 2013 por una relativamente numerosa disminución de los riesgos sectoriales (22 durante todo el año, en los 11 países estudiados en la zona) motivado por:

Un ritmo de recuperación más moderado del esperado, incluida la demanda interna de productos básicos

Un aumento de la inflación en tres países importantes (Brasil, Argentina y Venezuela), que llevaron a un fuerte aumento de los tipos de interés en Brasil, aunque también a una serie de rebajas en los tipos en otros países de la zona, y un aumento de las depreciaciones en los tipos de cambio.

En este contexto, además de en IT y equipos de telecomunicaciones en Brasil y Argentina, las dificultades se concentraron en la construcción, con siete países afectados por el deterioro de riesgos en este sector en 2013. Este fue el caso de Chile y México (no de Brasil, que se está beneficiando de acoger el Mundial de Fútbol  y los Juegos Olímpicos).

En conjunto

En conjunto, sólo dos sectores, construcción y textil, han empezado 2014 en una situación de debilidad estructural, pero la mayoría de los sectores muestran signos de debilidad a corto plazo en un gran número de países, con la industria alimentaria y farmacéutica como principales excepciones. Todo apunta a que 2014 será también un año complicado, que dependerá de la recuperación mundial, especialmente la de Estados Unidos, y la capacidad de los países para aguantar. Aun así, cabe mencionar que no hubo ninguna rebaja en riesgos sectoriales en el último trimestre de 2013.

Asia-Pacífico continúa siendo la región con el menor nivel de riesgo por sectores en 2014; sin embargo, sus retos para 2014-2015 están entre los mayores. A principios de año, algunos sectores (textil, metal y construcción) tuvieron que hacer frente a debilidades estructurales en determinados países de esta región.

La revisión de las evaluaciones de los sectores destaca áreas de elevados riesgos continuos. La demanda es clave para el desarrollo del riesgo en 2014

El equilibrio en el cambio de las evaluaciones de los riesgos sectoriales se ha invertido desde mediados de 2013, con un mayor número de aumentos en los ratings de riesgos (78 para 2013) que de descensos (67).

Estos cambios, en líneas generales, enmascaran tendencias contrastadas en regiones y tiempos:

· Positivas durante todo el año en Asia-Pacífico, aunque se concentraron en unos pocos países (Australia, Indonesia, Malasia, Filipinas).

· Estables en la segunda mitad del año en África y Oriente Medio, pero sobre todo en los países del Consejo de Cooperación del Golfo.

· Estables en Norteamérica.

· Todavía negativas en Latinoamérica, a excepción de una mejora a finales de 2013.

·  En general, tres sectores comenzaron 2014 con un mayor número de países en riesgo que el año anterior: químico, agroalimentación y metal.

El riesgo sectorial continúa a la baja en Oriente Medio y al alza en Europa. Tres sectores (químico, metal y semiconductores) registran el mayor deterioro en cuanto a riesgos. Los cuatro sectores a la cabeza en la revisión a la baja de sus riesgos son electrónica de consumo, construcción, maquinaria y equipos y, sobre todo, comercio minorista.

Opt In Image
¿Te gusta nuestro contenido?
¿Quieres recibir en tu email todas nuestras novedades?

Sólo tienes que indicarnos cómo te llamas y dejarnos tu email, y te enviaremos todas nuestras novedades cada vez que las publiquemos

* Nunca te enviaremos spam

¿Nos dejas un comentario? (Por favor, se respetuoso. Los comentarios ofensivos, con faltas de respeto y/o palabras malsonantes no serán publicados)