Cerrar tu negocio definitivamente: cuándo debes hacerlo

Cerrar Tu Negocio Definitivamente

Ojalá no tengas que leer nunca este post. Es muy doloroso tener que cerrar un negocio definitivamente, pero cerrarlo a tiempo es mucho mejor que mantenerlo abierto y tener problemas económicos y personales. Te resumo a continuación una serie de preguntas que deberías hacerte

1. ¿Van a seguir comprándote? Es decir, ¿tu producto sigue teniendo mercado? ¿encuentras algún nicho donde introducir tu producto y que este sea comprado?Valóralo.

2. ¿Cómo va vuestro endeudamiento? Aquí os diré que lo aconsejable es que el denominado ratio de solvencia no supere el 60% . El ratio de solvencia es el resultado de dividir el PASIVO TOTAL / ACTIVO TOTAL X 100. Si este cociente es superior al 60% quiere decir que vuestras deudas (pasivo) empieza a ser bastante mayor que vuestro activo, por lo que vuestra autonomía financiera va disminuyendo y podréis empezar a tener problemas para afrontar vuestros compromisos a corto plazo.

Aquí os puede resultar de utilidad a modo de sondeo consultar con vuestra entidad financiera de confianza. Ellos os conocen bien y saben de la marcha de vuestro negocio. Consultar sobre la posibilidad de renovar o ampliar vuestra póliza de crédito, o una línea de descuento, o un leasing…Vuestra entidad financiera o indicará.

3. ¿Estáis en pérdidas? ¿Gastáis más de lo que ingresáis? Os aconsejo echar el freno y analizar con detalle vuestras cuentas. Analizad vuestras partidas de coste y ver si hay alguna que se pueda reducir o suprimir para volver a los beneficios. Si no se pueden reducir más los costes fijos y las pérdidas son consecuencia de una disminución de la demanda, deberéis analizar los motivos y poner manos a la obra para vender más (por supuesto, no de cualquier forma). Es imprescindible una correcta planificación de las ventas.

4. ¿Cuánto tardáis en vender la mercancía? Es lo que se llama rotación de inventarios o periodo medio de venta. Si este ratio aumenta, lamento deciros que no es buena señal. Querrá decir que cada vez han transcurrido más días entre que habéis comprado el producto y lo habéis vendido, con lo cual también tardaréis más en cobrar las ventas, lo que puede llevar a desfases de tesorería y a tener dificultades para pagar vuestras deudas a corto plazo.

Estas son algunas preguntas que podéis haceros si tenéis dificultades. Ojalá nunca llegue el momento, pero si llegara tened en cuenta que es mucho mejor una salida ordenada y a tiempo que ir acumulando deudas y más deudas que luego acarrean problemas económicos, personales y familiares.

Opt In Image
¿Te gusta nuestro contenido?
¿Quieres recibir en tu email todas nuestras novedades?

Sólo tienes que indicarnos cómo te llamas y dejarnos tu email, y te enviaremos todas nuestras novedades cada vez que las publiquemos

* Nunca te enviaremos spam

¿Nos dejas un comentario? (Por favor, se respetuoso. Los comentarios ofensivos, con faltas de respeto y/o palabras malsonantes no serán publicados)