¿Por qué los clientes son fieles?

¿Te imaginas que como consumidores tuviéramos que buscar una empresa distinta por cada bien o servicio que compramos, o cada vez que consumimos?. Como emprendedores o empresarios debemos aplicar técnicas de fidelización de clientes y centrar nuestros esfuerzos en satisfacer las necesidades de nuestros clientes para que nos compren habitualmente y confíen en  nosotros. Pero pongámonos en el lado contrario: ¿por qué los clientes son fieles?

Todos somos clientes. Normalmente buscamos empresas que, además de proveernos de nuestros bienes o servicios de forma duradera en el tiempo, nos transmitan confianza de manera que no tengamos que buscar proveedores nuevos cada mes y por cada producto/servicio que consumamos.

Como consumidores, en líneas generales los motivos que nos llevan a elegir una empresa u otra a la hora de entablar una relación comercial son los siguientes:

1. Precio: Puede que no sea la opción decisiva, pero influye mucho.

2. Calidad: Va unido al precio. Un producto/servicio caro pero de mala calidad no va a ser comprado durante mucho tiempo.

3. Imagen/prestigio de la empresa que vende el producto/servicio: las personas nos movemos por percepciones emocionales y tomamos decisiones de consumo de acuerdo a estas. Nos identificamos con ciertas marcas por los valores que nos transmiten, y eso influyen en los hábitos de compra.

4. Confianza: Intimamente relacionado con la imagen de las empresas de los productos que compramos,  como clientes valoramos que la información que se nos suministra antes de consumir un producto o servicio sea cierta,  honesta y leal. Si un cliente compra nuestro producto y se siente engañado, podemos dar por perdido, de momento,  un cliente. Y a su vez este cliente transmitirá su percepción a más gente. De ahí que, como digo, la información que proporcionemos a nuestros clientes sea cierta, honesta y leal.

5. Miedo al cambio: A veces los clientes no cambian de proveedor por comodidad, porque no les apetece o porque no tienen tiempo en mirar más opciones y cambiar, pero esta fidelidad no es duradera. El cliente estará atento a las opciones que tiene a su alrededor para realizar un posible cambio. El cliente sigue comprando como digo por comodidad, pero no por una razón de peso que le haga comprar lo que está comprando (reputación de la marca, producto/servicio de calidad, precio, servicios adicionales, etc.).

6. Círculo familiar/amistades: Muchas veces el consumidor compra un determinado producto/servicio o marca porque lo compra el vecino de enfrente, o porque el compañero de trabajo tiene una experiencia positiva.

7. Desconocimiento: El cliente desconoce nuestra competencia por eso permanece con nosotros.

8. Pereza: El cliente no desea invertir tiempo o esfuerzo en realizar el cambio.

Como podéis ver,  no siempre el cliente se va a mantener fiel a nuestra empresa por iniciativa propia; existirán ocasiones en que una serie de variables le condicionen a la hora de plantearse el cambiar de proveedor.

Opt In Image
¿Te gusta nuestro contenido?
¿Quieres recibir en tu email todas nuestras novedades?

Sólo tienes que indicarnos cómo te llamas y dejarnos tu email, y te enviaremos todas nuestras novedades cada vez que las publiquemos

* Nunca te enviaremos spam

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo en las Redes!
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

¿Nos dejas un comentario? (Por favor, se respetuoso. Los comentarios ofensivos, con faltas de respeto y/o palabras malsonantes no serán publicados)