Ahorra hasta 260.000 € al año revistiendo tu cubierta


Muchos son los sectores empresariales que requieren de tecnologías de refrigeración y aislamiento térmico eficaces. Conoce cómo ahorrar hasta 260.000 € al año revistiendo tu cubierta

Pensemos en naves industriales en las que se guardan delicadas sustancias, supermercados en los que conservar alimentos durante días, cámaras frigoríficas que guardan flores para su venta al por mayor, etc. Todos ellos tienen en común la necesidad de una solución térmica que regule las condiciones interiores del edificio, especialmente durante las épocas de temperaturas más extremas.

En este sentido, una de las alternativas más empleadas viene siendo el aire acondicionado, por su rapidez y eficacia. No obstante, surge un problema al respecto: el alto coste de su instalación y de su uso, incluso estando en standby. Y es que el empleo exclusivo de esta herramienta requiere altos gastos energéticos, ya que debe compensar el calor, no solo del interior de las construcciones, sino también de sus materiales (paredes, cubiertas…). Afortunadamente, el mercado pone a nuestra disposición otras soluciones útiles y más baratas. Tal es el caso del Cool-R, un revestimiento impermeable y reflectante que protege las cubiertas y que es capaz de disminuir la temperatura bajo las mismas hasta 10ºC (para edificios que no disponen de aire acondicionado). De esta manera, su combinación con refrigeraciones reducirá por seguro el gasto de la misma.

Desde la web de Cool-R (en la que además puedes consultar tu presupuesto) sugieren un cálculo del ahorro para una superficie de 20.000 m2. Así, si aplicamos el revestimiento sobre una membrana de PVC y Poliestireno tendremos un ahorro anual de 185.268 €. Otro caso: para una cubierta de chapa metálica y poliestireno, obtendríamos un ahorro de más de 260.000 € en aire acondicionado.

Para explicar la eficacia del revestimiento nos referiremos a dos de sus propiedades físicas: de un lado, refleja el 85,7% de la luz que recibe el material; del otro, posee una emisividad del 0,85 que disipa el calor. Combinando una y otra, Cool-R tiene la capacidad de reducir la temperatura de la cubierta hasta un 70%. Igualmente, aporta durabilidad e impermeabilidad al material sobre el que se aplica, resiste el viento y el polvo y soporta temperaturas de entre -30 y 80ºC.

Con todo esto, el revestimiento se antoja una buena inversión a largo plazo, sobre todo para aquellas industrias que en su proceso de producción contemplen la conservación o mantenimiento en frío de sus productos o materiales. Y es que, como se ha visto, el ahorro está asegurado. Un beneficio económico que es calculado a priori y de manera aproximada por los propios técnicos de Cool-R, quienes llevan a cabo un análisis del edificio a fin de proporcionar una solución a medida. El revestimiento conlleva también otras dos ventajas: una aplicación rápida y de calidad del producto (realizada por instaladores certificados) y una garantía de hasta 10 años. Estas son las características de una solución que, alternativa o compatible con los sistemas de refrigeración convencionales, proporciona buenos resultados sin afectar al normal funcionamiento del edificio ni aumentar la carga sobre las cubiertas.

Opt In Image
Te enviamos nuestras novedades
¿Quieres recibir en tu email todas nuestras novedades y, además, gratis, nuestra Guía Rápida?

Sólo tienes que indicarnos cómo te llamas y dejarnos tu email, y te enviaremos todas nuestras novedades cada vez que las publiquemos. Y además, nada más suscribirte, recibirás gratis nuestra Guía Rápida "Cómo elaborar tus Notas de Prensa para vender más"

* Nunca te enviaremos spam

¿Te gusta este artículo? ¡Compártelo en las Redes!
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0Email this to someonePrint this page

¿Nos dejas un comentario? (Por favor, se respetuoso. Los comentarios ofensivos, con faltas de respeto y/o palabras malsonantes no serán publicados)