La gestión propia de la carrera profesional

¿Cómo debemos gestionar nuestra carrera profesional?

¿Cuál es la carrera profesional que quieres mantener? ¿Qué patrones tenemos que seguir? ¿Cuál debería ser nuestro plan de acción?

Para definir qué carrera profesional  es la más apropiada para cada persona, se acostumbra, en una primera parte, a comprender cuál es lo que hemos calificado como su boceto personal, boceto que consiste en diferentes piezas básicas.

Ha de considerarse que los bosquejos del individuo se estimulan en tres horizontes:

  • En el precepto del poseer ( decidir qué riquezas materiales quiere poseer en el mañana)
  • El precepto del originar ( decidir lo que emprenderá, que es el terreno propio de la carrera profesional )
  • El precepto de la esencia ( decidir cómo deseas ser en el mañana)

En nuestra cultura actual, los planes acostumbran a hallarse muy delimitados en el precepto del poseer y mucho más dilatado en el precepto del originar y en el de la esencia. No obstante, la carrera profesional no quedará manifiestamente determinada hasta que no se constituyan los planes personales en el precepto de la esencia, por su trascendencia y primordialidad.

Antes de disponer si tengo que encaminar mi preparación hacía el derecho o desenvolver, en sentido opuesto una ocupación en el ámbito de empresa, he de decidir si aspiro a ser noble con los que colaboran conmigo, si deseo perseguir recursos materiales, etc.

Estas resoluciones sobre mi esencia son previas y supeditan el fondo de mi profesión. Obviamente es una actuación de encierro con uno mismo, que habitualmente resulta compleja y que en multitud de ocasiones no se soluciona en toda la vida. Pero es necesario estimar ciertos patrones que eduquen sobre la esencia deseada, siempre en auténtica cordura como memoria final, como preferencia de la persona.

La determinación de la carrera profesional tiene que encajar en un plan de vida que al mismo tiempo obedece a un sometimiento a una jerarquía.

  • Es necesario delimitar qué habilidades personales se quiere lograr , cómo se desea vivir.
  • Se seleccionan aquellas ocupaciones que no únicamente posibiliten, sino que manifiesten tu forma de ser que se han seleccionado como ideales. Sería lo que se anhela.
  • Por último se arroja los capitales económicos indispensables para llevar a cabo la profesión preferida sería lo que precisamos o deseamos.

Pero en este entrenamiento tenemos la obligación de ser francos, imparciales y sosegados. Tendemos a apasionarnos con el “tendría que ser“ y relegar de los elementos que en realidad existen en nuestro interior en ese instante.

Plan de acción

El plan de acción para quién quiera aproximarse a la temática de la carrera profesional podría determinarse en las siguientes fases:

  • Exposición y evaluación de la postura presente

Radica en comprender nuestros estudios y destrezas, ser responsable de nuestra lucha. Se tiene que acceder en ese estudio a los éxitos y decepciones y los orígenes de unos y otros.

Tenemos que ver la situación presente que se establece, sus ocupaciones, obligaciones y lo que nos ayuda.

En la evaluación es imprescindible que entre también en la organización para la que se produce.

  • Reconocer los fundamentos de la transformación

Conocer cuáles son las causas de la insatisfacción, si se encuentran, con la realidad actual. Son capaces de que la situación desempeñada satura las perspectivas laborales y que el anhelo sea manifestado externamente.

En otras ocasiones únicamente tendremos que trocar las responsabilidades, la formación etc.

  • Instauración de recientes metas

Se considera cual es el posterior fin en la vereda. Si esta no se comprende es inviable poder alcanzarla. Este fin tiene que ser coherente con el estudio desarrollado de la orientación presente y ser sensato en correspondencia con la oferta y demanda laboral.

Las metas pueden ser diferentes, pero deben ser realistas con el exámen hecho.

  • Progresos

Se conoce de donde se parte y a dónde se quiere llegar. Entre ambos caminos es indiscutible que se tiene que atesorar algunas acciones. Estas acciones están relacionadas con los retos individuales ( saber idiomas…) pero también con piezas neutrales ( cambio de sector , un ascenso…)

Esta actuación se organizara en el intervalo y será realista en la progresión racional de las decisiones tomadas. Se hace imprescindible determinar acotaciones provisionales para llevar a cabo hechos sospechados. Es necesario revisar cada cierto tiempo cada seis mese , como se está desarrollando el procedimiento.

Debemos reseñar que el plan de acción es personal y es necesario documentarlo por escrito… el estudio de la posición actual.. Esto es porque se van produciendo leves mudanzas en los temas y figuras que hemos evaluado y pueden pasar desapercibidos en el día a día , pero también porque nos faculta para el acompañamiento temporal sobre el principio de metas y tiempos concertos.

El personal branding constituye la creación de la marca personal. Una marca original que  nos reconozca como las marcas comerciales representan a sus productos.

Esto requiere definir los propios perfiles. Junto a los fines del poseer, originar y esencia se junta nuestro comportamiento, nuestra forma de razonar y ejecutar y nuestras capacidades que perfeccionarán una advertencia singular, una personalidad propia, nuestra “marca”.

Esta unidad nos hace distintos de otros profesionales con una trayectoria profesional parecida y nos da un plus estimado en el ambiente de nuestra propia organización y en el mercado de trabajo.

Un artículo elaborado por Begoña Viña, Directora de Valle de Empleo,  para NoSoloEcononomia

Opt In Image
¿Te gusta nuestro contenido?
¿Quieres recibir en tu email todas nuestras novedades?

Sólo tienes que indicarnos cómo te llamas y dejarnos tu email, y te enviaremos todas nuestras novedades cada vez que las publiquemos

* Nunca te enviaremos spam

¿Nos dejas un comentario? (Por favor, se respetuoso. Los comentarios ofensivos, con faltas de respeto y/o palabras malsonantes no serán publicados)